¿Qué es el Reiki?

 

El Reiki es una terapia holística, no agresiva ni invasiva, que trabaja sobre los campos energéticos naturales del cuerpo. No tiene efectos secundarios ni contraindicaciones. Es apto para todo tipo de personas, independientemente de su edad, sexo o condiciones particulares.

La Terapia Reiki, no sustituye a la medicina tradicional, y viceversa. Cada una funciona en diferentes campos, y son perfectamente complementarias. Mientras la medicina tradicional trata la enfermedad, Reiki trabaja sobre la causa.

Reiki está reconocido y recomendado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), estando presente en gran número de hospitales alrededor del mundo, como una práctica habitual.

El Reiki contribuye a la autosanación. Cuando el cuerpo energético está armonizado y equilibrado, el propio organismo es capaz de producir o desechar lo que necesita para cumplir y mantener el estado natural de salud y bienestar.

¿Cómo puede ayudarte el Reiki?

 

Los beneficios del Reiki son múltiples, y actúa sobre los diferentes cuerpos de la persona:

Físico

  • Alivia los dolores crónicos, dolores agudos, inflamaciones, quemaduras, …
  • Disminuye tensiones musculares.
  • Ayuda a la retención de fluidos y al drenaje linfático.
  • Ayuda a mejorar la circulación sanguínea.
  • Fortalece y ayuda a equilibrar las funciones de los órganos.
  • Equilibra la presión sanguínea. Etc, …

Emocional

  • Promueve el bienestar y la relajación.
  • Disminuye el estrés, las irritaciones, y preocupaciones.
  • Ayuda a aliviar la depresión y la ansiedad.
  • Ayuda a neutralizar sentimientos como la rabia, hostilidad, nerviosismo, y miedo al fracaso.
  • Desarrolla la autoestima y confianza. Mejora la confianza en uno mismo.
  • Trabaja sobre comportamientos adictivos.
  • Etc.

Mental

  • Promueve la creatividad, mejorando la flexibilidad y la capacidad de adaptación.
  • Permite aumentar la capacidad de concentración y la productividad.
  • Desarrolla la claridad de pensamientos, y estimula la rapidez de las respuestas.
  • Desarrolla la calma, y la relajación. Promueve la serenidad.
  • Promueve la creatividad.
  • Ayuda a generar estabilidad mental.

Espiritual

  • Desarrolla los instintos, la intuición.
  • Expande la conciencia.
  • Permite que penetremos en nuestro Yo interior, favoreciendo el autoconocimento.
  • Favorece la meditación, y el estado de concentración.
  • Desarrolla la generosidad y el amor incondicional.
  • Etc.

Reiki puede entenderse como un sistema de crecimiento personal completo, que no sólo elimina un malestar, síntoma o dolor. Sino que ayuda a llegar a la causa de dicho malestar y modificar el patrón de conducta o pensamiento que lo está provocando.

“Para que algo sane, tiene que manifestarse y hacerse presente”

Reiki considera la enfermedad como un síntoma de un malestar emocional o espiritual. Desde el punto de vista de Reiki, cualquier enfermedad es energía que nos está haciendo daño, o por falta de energía en algún lado.

¿Cómo puedo ayudarte?

Reiki se aplica en tratamientos de 4 sesiones. Esto se hace porque los ciclos de los cambios y mejoras se suelen notar en cada última sesión del tratamiento.
Para un mayor equilibrio físico, mental, emocional y espiritual, he creado un programa de 8 sesiones, en donde se trabaja de un modo más profundo cada uno de estos campos.
En función de tu objetivo y necesidades, estableceremos un plan de tratamiento personalizado (mínimo 4 sesiones). Cada persona es diferente, con lo cual la capacidad de sanarse varía de unos a otros.